Más vale tarde que nunca


No he desaparecido, ni me han abducido extraterrestres. No he dado señales de vida en MESES, porque han pasado muchas cosas en mi vida que me han absorbido y no me han dejado demasiado tiempo o ganas de cocinar o de sentarme a escribir. Aviso, este post va a ser un poco más personal de lo normal, así que si no te interesa mi vida, puedes dejar de leer.

Este verano, inicié un periodo de reflexión al nivel personal y profesional porque no estaba satisfecha con la vida que tenía. No voy a entrar en detalles, pero resumiendo, mi ánimo estaba en lo más bajo y eso implica que tenía pocas ganas de cocinar y menos de escribir en el blog. Hay quien cocina cuando se siente triste, yo necesita estar contenta para hacerlo porque, ya lo he dicho alguna vez, la verdadera recompensa es ver cómo los demás disfrutan y este suele ser mi objetivo mientras corto, mezclo, embadurno y horneo bollitos. Y hacerlo sólo para mí, me aburre un poco y tampoco me apetece estar una semana entera comiendo esa tarta que hice la semana anterior.

Bueno, tras pensar, hablar con mis amigas, mi familia, pensar y pensar un poco más (me como mucho la cabeza), pues vi la luz al final de túnel. Encontré trabajo en una empresa, con un ambiente muy chulo, y dejé de ser autónoma porque estar sola todo el santo día llegó a amargarme. En cuanto al aspecto personal, esto me lo guardo para mí. Digamos que he decido hacer limpieza de personas tóxicas y rodearme de personas que suman, en vez de restar y succionar tu vitalidad como un mortífago.

Así que para finales de agosto, empecé una nueva etapa en mi vida, además de cumplir los veintitodos y disfrutar de mi tarta favorita: un Fraisier de la pastelería Pariès de San Juan de Luz (su aspecto es igual a su sabor).

fraisier de paries fraisier de paries fraisier de paries

Sin embargo, tantos cambios me ha pedido reordenar todo y encontrar un nuevo equilibrio: horarios, ritmos, dormir, comer, apuntarme a Crossfit, pasar los fines de semana con mi familia, etc. Y a raíz de mi nuevo trabajo, he iniciado un nuevo proyecto profesional. Bueno, empecé como colaboradora para una web sobre Crossfit y ahora pongo mi granito de arena en el proyecto para hacerlo crecer. Así que esta nueva situación me ha hecho reflexionar sobre este blog y tomar la decisión de dejar de hacer los vídeos. Ya sé que es lo que más gusta, que hay mucha gente que me escribe en Facebook esperando el nuevo vídeo pero es lo que más tiempo pide: grabar la receta, montar, editar, subirlo de un lado, del otro… Tardo un día entero en hacerlo todo y… no me da la vida. Además, ya no tengo la misma motivación que antes, me siento ridícula mientras me auto-grabo y tengo que comerme la mierda que acabo de preparar.

Hace unas semanas, me dejó un mensaje en YouTube una persona que decía que era vergonzoso publicar diez vídeos en dos años, cuando hay gente que se lo curra y lo hace semanalmente; además de insultos gratuitos que me hicieron enfadarme mucho, por injustos, y me obligaron a borrar esos mensajes. Por si no lo sabes ya, este blog y sus vídeos son un hobby, un pasatiempo al que dedico tiempo cuando a mí me apetece. No tiene la vocación de entretener, tan sólo de compartir recetas, opiniones, sitios… y saciar mis ganas de escribir. Y los vídeos, tenían el mismo propósito: empezaron como una práctica para un curso y siguieron porque gustaba a la gente y a mí me divertía. Invierto tiempo, algo de dinero para algo que solo me divierte y no me da ni un duro. Si mi vocación hubiera sido ser YouTuber, me lo habría currado más, claro está. Pero, repito, éste no es el objetivo de este blog. Ya he avisado al principio, este post iba a ser más personal y me apetecía compartir lo que me ha pasado.

Así que ahora que mi vida inicia un nuevo orden, trataré de publicar los posts que tengo pendientes y marcarme un ritmo. Pero, eso sí, será sin los vídeos. Y para pasar el mal traga de no verme más haciendo el tonto mientras la pifio con un preparado, te dejo estos bombones de la Chocolaterie de Bayonne, que seguro que te darán ganas de sacar la tableta de chocolate que tienes en la cocina.

chocolaterie de bayonne

Tienda de San Juan de Luz

chocolaterie de bayonne

Bombones de ganache de frambuesa, coco, ron con pasas y naranja.

chocolaterie de bayonne

Rocher sésame: la versión del Rocher con sésamo.

chocolaterie de bayonne

Rocher noir: bombon de chocolate negro, parliné y nueces. ¡Mi favorito!

chocolaterie de bayonne

Surtido de bocados

chocolaterie de bayonne

El viejo y el nuevo logo

chocolaterie de bayonne

Si has llegado hasta aquí, me acabas de dar mi recompensa. ¡Gracias por leerme! 🙂

Anuncios

2 comentarios en “Más vale tarde que nunca

  1. Pablo dijo:

    Pues yo voy a echar de menos tus videos, me encantaban… Aún así me alegro de que hayas redireccionado tu vida hacía lo que te haga sentir mejor!!!

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s