Mmmmm… ¡Brownie!


De todas las recetas que he hecho hasta ahora, hay dos que siempre me pide la gente que vuelva a hacer. La primera, es la quesada pasiega, otra receta familiar que será también protagonista de un post. Y la otra es mi brownie. La verdad que no tengo mucho mérito, porque lo tiene la receta. Y el toque especial que le doy a la masa. Y, no. No es amor. Es un licor de chocolate muy especial.

¿Qué lleva?Chocolate Lindt para postres

300g de nueces pecanas, o avellanas, o nueces normales, o derivados
1 tableta de chocolate para postres, sea de Nestlé o de Lindt —–>
La misma cantidad de mantequilla de de chocolate. Si la tableta es de 200g, pues 200g
4 huevos
190g de azúcar
75g de harina
1 cucharadita de levadura
1 vaso pequeño de licor de chocolate

¿Cómo se hace? –Ahí está la clave–
Primero, se corta en trocitos la mantequilla y el chocolate y se coloca en una ensaladera para derretirlos al microondas. De 30 segundos en 30 segundos, se va derritiendo los dos ingredientes y se va removiendo entre cada tanda en el microondas. Si notáis que el bol está caliente pero que le falta un poco al chocolate, solo hace falta remover un poco hasta que esté derretido del todo y se deja enfriar.

En otra ensaladera, se baten los huevos con el azúcar hasta que la mezcla se vuelva espumosa y algo blanquecina. Lo suelo hacer a mano, pero podéis usar la batidora si queréis. A esta mezcla, se le incorpora poco a poco el chocolate y la mantequilla derretidos hasta que la masa sea homogénea.

2013-09-07 11.57.51          2013-09-07 12.27.19

A continuación, se añada la harina y la levadura y se mezcla otra vez. Para ese proceso, me gusta usar la lengua de silicona que permite limpiar bien los bordes y mezclar los ingredientes sin batirlos. Se añade las nueces y el vaso de licor de chocolate.

Por último, se vierte la masa en un molde rectangular de horno mediano previamente untado con mantequilla y se hornea 25 minutos a 180 grados, en un horno precalentado.

Cuando esté listo, pincháis la masa a ver si está hecha y se deja enfriar fuera del horno. Aunque os parezca que está jugoso, mejor que acabe de hacerse con su propio calor porque si no, se reseca en el horno.

Truco de mi madre para desmoldar: cuando este el molde tibio, se da un golpe seco en la mesa. Se coge una tabla de corta un poco más grande que el molde y se le da la vuelta al molde como para una tortilla. En principio, funciona. Aunque la última vez que los hicimos, se quedó el un poco de brownie pegado al molde. ¡Una buena excusa para probarlo sin tener que cortar un trozo!

Mi ingrediente especial: Licor de chocolate o Bomba de Mozart (como la llamamos en mi casa)

Bomba de Mozart - Licor de chocolate
Este licor fue todo un descubrimiento para nosotros, ya que conocíamos los bombones de Mozart o Mozartkugeln, unas delicias austríacas hechas de chocolate, praliné y mazapán. Pero el licor, no es una versión chocolatada del Bailey’s, es una mezcla de cacao, leche, vainilla, azúcar y de frutas destiladas. ¡Una delicia!

Y para que te acuerdes de la receta:

receta de Brownie

Anuncios

3 comentarios en “Mmmmm… ¡Brownie!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s