Zumo de bayas de palmera


Hueso y pulpa de bayas de palmera

Bayas de palmera enterasZumo de bayas de palmera

La verdad que en cuanto a nombrar plantas, árboles, frutas y verduras soy un desastre. Mas cuandoson productos que no se ven el supermercado. Pero desde hace unos años, en el jardín de mis padres de San Juan de Luz, crece poco a poco una imponente palmera que pensábamos que no daba frutos. Un buen día, a los cuatro años de plantarla, salió del tronco unas ramas duras y muy extrañas. Con el calor y la humedad del verano, aquella rama explotó para dejar aparecer decenas de racimos con unas bolitas verdes. Mis padres alucinaron al ver semejante e inesperado espectáculo y pensaron que eran semillas o frutos no comestibles. Porque claro, lo más lógico es que de una palmera salgan cocos o dátiles. Pero, en este caso, fuero una bolitas del tamaño de cerezas que se volvieron amarillas a medida que maduraban.

Tras preguntar a jardineros e investigar en internet, descubrimos que eran comestibles pero no sabemos muy bien como se llaman. Por mi lado, proseguí la investigación y un amigo colombiano me dijo que eran albaricoques de palmera, o al menos así las llaman en Colombia. Tras investigar un poco más, yo prefiero llamarlas bayas de palmera.

Sin embargo, la duda pendiente era qué hacer con esas bolitas amarillas, de carne fibrosa y hueso grande, cuyo sabor ácido y dulce resulta peculiar pero interesante. Así que encontramos dos soluciones: comerlas directamente y procurar no tragar el hueso; o hacer zumo. Siguiendo el consejo de mi madre, cogí la bolsa de bayas de palmera que tenía en el frigorífico y dedique una tarde a sacar el jugo de las bayas. ¿Cómo? Aplastando las frutas en un chino con una cuchara y teniendo mucha paciencia.

Con el zumo de bayas de palmera se pueden hacer dos cosas: la primera, beber el zumo extraído y listo. Un consejo: no dejarlo demasiado tiempo porque el líquido fermenta y se pica a los dos días. La segunda: hacer una gelatina o un coulis que podéis usar para algún postre como una tarta de queso o como relleno de cupcakes de vainilla.

Lo dicho, soy una negada con las frutas exóticas, así que si alguien sabe más sobre las bayas de palmera, que escriba en los comentarios o que se calle para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s